Involucrar a los estudiantes en el aprendizaje remoto, proporcionándoles la titularidad del proceso de aprendizaje

Involucrar a los estudiantes en el aprendizaje remoto, proporcionándoles la titularidad del proceso de aprendizaje

Asuntos cubiertos en esta introducción a la ludificación del aprendizaje:

“ Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.” Benjamin Franklin

¿Por qué es importante involucrar a los estudiantes?

Involucrar a los estudiantes a lo largo de todo el proceso de aprendizaje se ha convertido en una de las prioridades de la mayoría de las instituciones educativas profesionales en los últimos años; excepto que involucrar a los estudiantes no siempre es sencillo dependiendo del contexto. Los estudiantes pueden estar desmotivados, no querer estar ahí… y el reto es doble cuando hablamos del aprendizaje remoto. Lo cierto es que sentándose solo frente a la pantalla del ordenador, no siempre es fácil encontrar la motivación o el deseo de centrarse en enormes cantidades de texto durante periodos de tiempo prolongados. El estudiante también puede perder el interés muy rápidamente y sentirse desconectado del contenido. Para atraer su interés en el curso, es esencial que el aprendizaje electrónico esté personalizado y adaptado a su perfil. Los juegos son una forma estupenda de hacer esto. Todo se basa en lograr que los estudiantes quieran participar simultáneamente en varios módulos para aumentar sus habilidades. No obstante, ¿cómo puede atraer a los estudiantes? ¿Cómo puede crear el deseo de aprender? Hay muchos factores a tener en cuenta.

Cómo proporcionar a los estudiantes la titularidad: acciones sencillas y regulares para un aprendizaje fluido

Para involucrar a los estudiantes en el aprendizaje remoto debe darles un papel clave en su aprendizaje. Esto se hace mediante muchas acciones pequeñas y sencillas que pueden llevarse a cabo para activar su motivación.

El primer paso es explicar, de forma precisa y muy práctica, los objetivos del curso online – concretamente lo que el estudiante sabrá o sabrá hacer al final del módulo. Esto es esencial para que puedan visualizar el objetivo a largo plazo y entender la forma en que este aprendizaje electrónico puede servirles para alcanzar ese objetivo.

A continuación, tomándose el tiempo de dividir el curso en módulos más cortos, como máximo de 20 minutos, la totalidad del contenido del curso estará organizada y, por lo tanto, presentará una estructura clara más digerible para el estudiante.

Esto permitirá que cada persona decida por sí misma cuántos módulos va a completar de una vez, de acuerdo con sus preferencias y necesidades. Además, a partir de los 20 minutos se vuelve cada vez más difícil que los estudiantes se mantengan centrados y alerta, incluso con un programa muy bien ejecutado. Con esto en mente, es importante elegir la información más relevante y ser conciso y directo.

También es importante que se asegure de adaptar el nivel y el contenido para ajustarlo a sus objetivos. Hacer que los estudiantes realicen un test al principio del curso le permitirá determinar las capacidades de los estudiantes y después ofrecerles el contenido del curso que se corresponda con su nivel y sus expectativas. Los estudiantes avanzados recibirán los conceptos más difíciles del curso. No obstante, debe tener cuidado para no limitar su aprendizaje en ciertas áreas y dejarles en un callejón sin salida. El objetivo es que sean capaces de acceder a la información si no conocen la respuesta, incluso si están en un nivel avanzado. Con un curso dividido en módulos, este tipo de herramienta de posicionamiento permite que los estudiantes desarrollen ciertas habilidades sin tener que completar todos los módulos.

Un último a paso que debemos llevar a cabo es ofrecer a los estudiantes la opción de personalizar su interfaz de usuario. Ser capaz de elegir un avatar o personaje, introducir un nombre o incluso cambiar el tamaño de la fuente es un activo importante que no debe minusvalorarse.

Nuestro principal consejo es ofrecer contenido interactivo (vídeos, diagramas, juegos…) para proporcionar al estudiante un papel clave en sus estudios y crear una sensación de independencia y control sobre sus sesiones de estudio en lugar de verse forzado a trabajar.

La importancia de adaptar los métodos para atender a los requisitos y objetivos del aprendizaje

Para mantener al estudiante involucrado de principio a fin, es importante proporcionarle una amplia variedad de métodos que le hagan sentir que está aprendiendo algo nuevo. Puede combinar cosas integrando nuevos enfoques educativos como el uso de juegos serios, herramientas divertidas que se adaptan continuamente los estilos de aprendizaje y que son una forma estupenda de potenciar el deseo de aprender. Las soluciones de Drimify le permiten crear fácilmente este tipo de herramientas interactivas y adaptables para usarlas con cualquier MOOC u otras plataformas de aprendizaje como LMS. Por ejemplo, al crear un Dynamic Path™ (ver las demos) alrededor de escenarios que van del contenido educativo a las experiencias interactivas, los estudiantes pueden aprender de forma amena y formarse eficientemente.

Conclusión sobre el aprendizaje remoto y un enfoque divertido

Para resumir, aunque involucrar a los estudiantes en el curso se ha convertido en un requisito esencial, sigue siendo una tarea difícil de llevar a cabo. Sin embargo, siguiendo los consejos proporcionados en este artículo y trabajando con profesionales para hacerlo, es posible desarrollar sistemas de formación sencillos para atraer a los estudiantes y proporcionarles el control de sus estudios online.


Bibliografía

Otros Recursos

Blog

12 razones para elegir Drimify

Personalización de gráficos avanzada

Fácil integración

Conceptos de juegos populares

Juego de calidad

Tecnología HTML5

Multiplataforma (móvil y PC)

Creación de marca y marcas compartidas

Multilingüe

Alojamiento CDN superrápido

Marca blanca

La oferta más competitiva del mercado

Entregado en unos minutos

Pruebe Drimify