5 consejos para integrar juegos en la formación

5 consejos para integrar juegos en la formación

Esta introducción para el uso del juego en la formación y el aprendizaje cubrirá lo siguiente:

El juego se ha vuelto cada vez más importante en los nuevos métodos educativos para la formación profesional. Durante muchos años se ha discutido sobre los juegos serios como herramienta para lograr que el aprendizaje sea más divertido utilizando juegos diseñados con fines educativos. Excepto que aunque estos juegos serios han probado ser muy beneficiosos, no son soluciones milagrosas y pueden no ser efectivos si se implementan de forma deficiente. Aquí le proporcionamos nuestros 5 principales consejos para integrar el juego en sus sesiones de formación de forma efectiva y apropiada r.

¿Qué son los juegos educativos en la formación?

Para aprender a llevar el juego a la formación, primero debemos aclarar lo que es realmente un juego serio. Hay muchas definiciones, pero nos gusta usar una definición proporcionada por dos creadores de videojuegos en 2005 como punto de referencia: Michael y Chen lo definieron como “Un juego en el que la finalidad principal es distinta del puro entretenimiento”. De acuerdo con esta definición, los juegos serios pueden aplicarse potencialmente a multitud de sectores distintos: educación, publicidad, salud, comunicación, política, defensa, ayuda humanitaria, religión, arte… Este artículo se centra exclusivamente en juegos diseñados para el sector educativo.

De acuerdo con esta definición, un juego serio no se limita al formato del videojuego, aunque sea el más común; puede manifestarse en cualquier tipo de soporte. Aunque la idea de usar el juego ha seguido siendo bastante popular a lo largo del tiempo, experimentó un importante declive al final de la década de 1990, con la caída de lo que ahora llamamos ‘edutenimiento’ (Kellner, 2007). En la primera mitad de la década de 2000, una nueva tendencia revivió el concepto bajo la denominación de ‘Juegos serios’ volviendo a centrarse casi exclusivamente en videojuegos (Djaouti, 2014).

¿Por qué debería usar juegos en la formación?

No obstante, podemos preguntarnos cómo y por qué nos interesa utilizar juegos serios durante las sesiones de formación. Muchos escritores han analizado el uso de la ludificación del aprendizaje mediante videojuegos, dirigidos tanto a niños como a adultos. El activo clave en el uso de los juegos serios es la mejora general de la motivación y la implicación en el aprendizaje de los estudiantes. Los numerosos artículos y ensayos sobre el uso de juegos durante un periodo de tiempo dilatado demuestran claramente que los juegos serios generan un aumento significativo en la motivación del estudiante (cf: Malone, 1981 ; Wastiau y otros, 2009). La ludificación también ofrece a los estudiantes un espacio seguro en el que se les invita a pensar y reflexionar.

La mayoría de los cursos educativos se basa en un estilo de aprendizaje de prueba y error: el estudiante construye mentalmente una “hipótesis” que pondrá a prueba en el juego, la cual será confirmada o rechazada. Entonces el estudiante debe revisar su hipótesis hasta encontrar una solución adecuada. Así pues, un ‘juego serio bueno’ es uno que ofrezca a los jugadores información que les ayude a construir una hipótesis adecuada por su cuenta (Sánchez, 2011). El uso de juegos educativos también permite que el educador tener en cuenta el rango de habilidades y otras disparidades en un grupo (Kafai, 1994). Cada estudiante tiene su propio espacio en el que puede progresar dentro del juego a su propio ritmo: un estudiante que necesita múltiples intentos en una sección para entender la solución puede empezar de nuevo sin miedo a ser juzgado por sus compañeros. De igual forma, un estudiante que tiene éxito en su primer intento no se sentirá frustrado al tener que esperar a que sus compañeros le alcancen. Por último, algunos juegos serios favorecen las interacciones educativas entre estudiantes, en el estilo de los juegos multijugador que facilitan la implementación de Zonas de Desarrollo Próximo (Vygotsky, 1985). Puede encontrar un estudio extenso sobre las ventajas de estos juegos en “Juegos serios para la educación: ¿Usar, crear, ayudar a otros a crear?” (Djaouti, 2016).

Consejo #1 – Distinga entre juego y formación

Nuestro primer consejo para utilizar los juegos con inteligencia es ser consciente de la línea que separa juego de aprendizaje. Si un juego prioriza demasiado el entretenimiento y descuidada el aspecto educativo, perderá su significado y el objetivo no se cumplirá. El problema opuesto también es posible y mucho más común. No debemos partir del supuesto de que la más leve interjección lúdica transformará el contenido educativo en un juego. Un juego serio debe ser entretenido, atractivo, estimular el deseo de ganar y captar la atención del estudiante. Teniendo en mente la línea entre los aspectos lúdicos y los aspectos educativos, puede atraer la atención el jugador mientras cumple con la especificación de los requisitos – es una situación en la que todos salen ganando.

Consejo #2 – Determine objetivos de aprendizaje claros para seleccionar la herramienta más adecuada

No debe usar un juego simplemente para integrar técnicas de enseñanza modernas en su programa. Debe tener un verdadero lugar en el curso y ser coherente con el contenido educativo. El equipo de Drimify se especializa en ludificación y puede guiarle en el diseño de una estrategia, así como en la selección de soluciones bien adaptadas.

Elegir el juego correcto no debe minusvalorarse. Hay varios tipos de juegos serios: conductistas, constructivistas… (Egenfeldt-Nielsen, 2006).

Es más, la calidad de los juegos serios existentes varía dependiendo de las habilidades y/o intenciones educativas de sus desarrolladores. No obstante, como con otras herramientas educativas, es difícil emitir un juicio definitivo sobre la verdadera calidad de un juego serio. Para conseguir que el juego sea pertinente, un profesor deberá llevar a cabo el proceso de selección teniendo en cuenta a sus estudiantes, los objetivos de aprendizaje y los métodos de trabajo. Un juego serio se centra en una necesidad concreta en un momento dado, dentro de un concepto específico. Por lo tanto, puede que algún aprendizaje teórico se enseñe de forma más efectiva en el entorno de una clase tradicional, mientras que otros serán más adecuados para los juegos serios. Solo el profesor es capaz de tomar esa decisión.

Consejo #3 – Valore las restricciones físicas y logísticas

Es aconsejable anticiparse a las limitaciones logísticas que puedan obstaculizar el uso de juegos serios. La realidad es que los juegos serios son una inversión que tiene un coste: disponibilidad de ordenadores o equipo adecuado para jugar, autorización de los equipos de gestión para comprar software y hardware… Anticiparse a estas restricciones evitará cualquier sorpresa desagradable.

Para simplificar la introducción de la formación online, la mejor solución es ofrecer a los estudiantes la oportunidad de completar su aprendizaje directamente desde sus smartphones, a su propio ritmo. Las soluciones de Drimify están diseñadas con un enfoque de ‘primero móvil’ y ‘sensible’ (adaptable) que sea también compatible con ordenadores, tabletas, pantallas táctiles y kioskos interactivos. Esto los hace extremadamente accesibles e incrementa los niveles de participación.

Consejo #4 – Adáptese a las distintas características y niveles de los jugadores

Como con cualquier tipo de formación, los juegos serios deben ser adaptables para ajustarse a su audiencia. Todos nos adaptamos a las cosas de forma distinta, no importa que sea un juego o el aprendizaje. Algunas personas pueden dominar muy rápido mecanismos de juego complejos, pero este no es el caso para todo el mundo. También le aconsejamos que analice cuidadosamente a su grupo y observe cómo responden a los juegos por anticipado. Si esto no es posible, es mejor proporcionar mecanismos de juegos sencillos que sean accesibles para todos.

Consejo #5 – Trabaje con profesionales si es nuevo en la creación de juegos serios

Nuestro consejo final es sin duda el más importante: el profesor es la clave para el éxito del juego serio. El juego no reemplaza al profesor. La mayoría de estudios sobre el uso eficiente de los juegos serios demuestra que el papel del profesor es fundamental para el éxito de la actividad. Por ejemplo, un estudio efectuado en 2007 por Habgood demostró que una charla colectiva sobre la actividad garantiza que los estudiantes la aprovechan al máximo.

Para conseguir que los juegos ofrecidos sean incluso más relevantes, es mejor desarrollar los juegos directamente en sintonía con su contenido y trabajar con profesionales de la ludificación que le ayudarán a sumergirse más fácilmente en el concepto de la ludificación. Debido a su experiencia y a la abundancia de proyectos a los que se ha enfrentado a lo largo de los años, el equipo de Drimify está bien equipado para ayudarle a conseguir este valor añadido y a incorporar una nueva dimensión a su proyecto.

Conclusión sobre juegos educativos

Estos cinco consejos deberían ayudarle a integrar con éxito los juegos serios en su curso de formación. Aunque puede que hacerlo no sea fácil al principio, con la ayuda adecuada y un buen enfoque se volverá más sencillo obtener resultados convincentes.


Bibliografía

Otros Recursos

Blog

12 razones para elegir Drimify

Personalización de gráficos avanzada

Fácil integración

Conceptos de juegos populares

Juego de calidad

Tecnología HTML5

Multiplataforma (móvil y PC)

Creación de marca y marcas compartidas

Multilingüe

Alojamiento CDN superrápido

Marca blanca

La oferta más competitiva del mercado

Entregado en unos minutos

Pruebe Drimify